Blogia
Comunicación con Poder...y Punto

Las Emociones y el Color de Fondo

Las Emociones y el Color de Fondo Las grandes áreas de color, específicamente, el color del fondo, causa una respuesta emocional en el auditorio. Los efectos de los fondos incluyen las reacciones culturales a lo que un color significa o representa específicamente.

La psicología detrás del color del fondo va más allá de un referencia general a un significado más profundo.

Mantenga en mente que la sociedad coincide en las asociaciones de colores basadas en las apariencias o hábitos culturales.

Sin embargo, estas asociaciones no son aceptadas universalmente.

Por ejemplo, el color verde está asociado al dinero en sociedades como la de los Estados Unidos de América, pero el verde no es el color del dinero en todas las partes del mundo.

Las asociaciones de color están unidas a una referencia más profunda y más emocional de lo que cada color significa. Hay algo más que la mera asociación o connotación.

Ya que no podemos confiar en las asociaciones culturales con respecto al color, debemos, entonces, considerar cuales respuestas emocionales específicas generan los colores de los fondos de las diapositivas  cuando éstos son utilizados apropiadamente.

Es el color del fondo y no los colores de los elementos del primer plano, el que determina la respuesta emocional del auditorio.

Por ejemplo, mientras que el color rojo tiene una connotación cultural de miedo, peligro o parar, el efecto emocional subyacente implica deseo, pasión, competencia.

Todas las personas sin importar las culturas, comparten una similitud con respecto a las emociones. La gente se alegra, se pone triste, tiene ansiedad, tiene deseos, pasión, etcétera.

La habilidad de provocar estas emociones utilizando los colores correctamente, puede incrementar la efectividad de la presentación. De la misma manera, una mala selección del color puede llevar a una respuesta emocional del auditorio que sea diferente a la esperada.

Podríamos utilizar fondos rojos, por ejemplo, en presentaciones que buscan aumentar las emociones del auditorio, como es el caso de eventos de ventas o de mercadeo. Tenderíamos  a utilizar tonos oscuro del color. En el caso del rojo, seleccionaríamos, marrón o rojo vino, y no rojos brillantes.

Los fondos azules indican un acercamiento conservador hacia la información mientras mantiene la credibilidad.

Cuando tenga alguna duda, escoja fondos azul oscuro o añil con texto blanco o amarillo. Esta combinación es la más fácil de leer de cualquier distancia.

Los fondos negros son muy buenos para presentaciones financieras, principalmente porque el negro representa lo que ya ha pasado o lo que está en el pasado que no puede ser cambiado.

El verde estimula la interacción del auditorio. Los fondos que utilizan un verde profundo o aún un degradado azul/verde ayudarán a que afloren opiniones y son útiles para las presentaciones de entrenamiento o educativas.

Sea muy cuidadoso con los colores, ya que si utiliza demasiados, su presentación parecerá un circo. Esto reduce la efectividad y muchas veces la legibilidad de las diapositivas.

La utilización de demasiados colores en el fondo y fondos pobremente seleccionados se convertirán en una distracción para los ojos y tendrá como resultado un presentación inefectiva.

Fondos de Colores

Tal vez el evento más significativo sobre las presentaciones durante los últimos años ha sido el movimiento hacia la utilización del color.

Ya que el color tiene un efecto en las emociones del auditorio, la selección correcta de los colores pueden tener un impacto tremendo en el éxito de le presentación.

De hecho, las presentaciones que se hacen en blanco y negro tienden a reflejar la luz y son generalmente menos efectivas por numerosas razones. Estas razones se harán más claras a medida que continuemos la discusión sobre el color.

Las presentaciones más efectivas incorporan la utilización planeada del color en los fondos.

Como ya se ha mencionado, los investigadores han podido determinar que el color de fondo de los visuales produce una respuesta emocional en el auditorio.

Las figuras que vienen a continuación indican las interpretaciones de los significados comúnmente asociados a varios colores de fondo y las recomendaciones que tenemos para el uso efectivo de cada color en particular.

Aunque podrían haber múltiples interpretaciones culturales de los colores, el efecto físico del color siempre es el mismo.

Por ejemplo, el rojo es el color más caliente en el espectro y es visto de esa manera sin importar cuales asociaciones culturales hagamos, como negatividad o pérdida ("estoy en rojo").

El gris representa una neutralidad y falta de compromiso.

Dependiendo del grado de persuasión de su argumento, la utilización del gris en el fondo de la RGP podría ayudar o ser un obstáculo.  Tendemos a evitar utilizar el gris como fondo cuando la información es crítica en el establecimiento de su objetivo.

Sin embargo en situaciones cuando la información es dejada para que el auditorio tome una decisión, la utilización del gris libera al dictante de predisponer al auditorio para una respuesta específica. Para mayor legibilidad preferimos el gris carbón o gris oscuro. Cualquier gris más claro puede causar reflejos.

El azul representa un acercamiento a la información de manera conservadora, segura, pero vulnerable. El azul oscuro y profundo es el color de la medianoche y, como la noche, el azul tiene un efecto calmante sobre las emociones.

Las combinaciones más legibles son las que utilizan azul oscuro como fondo y texto en blanco y amarillo. Le hemos llamado a esta combinación "cuando tenga duda" para situaciones donde usted quiera crear una impresión que parezca conservadora y tradicional.

Tendemos a poner información crítica en fondos azules cuando deseamos desarrollar credibilidad con el auditorio que aparenta estar basado en hechos y cifras probados y no en especulación.

El azul tiende a producir una emoción de confianza y fidelidad para los argumentos que son presentados.

El verde actúa como un estímulo para la interacción ya que representa la operación de la voluntad.

Los educadores, entrenadores o aquellos interesados en comprometer al auditorio en la discusión de un tema, se podrían beneficiar de los fondos verdes.

Adicionalmente al medio educativo, la información que requiera de retroalimentación podría ser más efectiva visualmente cuando se introduce el verde en el fondo.

Recomendamos el verde foresta o verde oliva o una mezcla verde-azul en estas situaciones. Evite los fondos verdes claros, pues los colores del primer plano como los amarillos o blancos no harán un buen contraste.

Ya hemos dicho que el rojo es el color más cálido del espectro.

El ojo tiene la tendencia de moverse hacia el rojo más rápidamente que con cualquier otro color.

Este movimiento rápido es más evidente con los elementos del primer plano, como sería una porción roja de un gráfico de pastel.

Cuando uno mira el color rojo hay un aumento en los latidos del corazón y un aumento del pulso. Por esta razón los fondos basados en el color rojo tienden a ser estimulantes para el auditorio y puede llevar a un sentido aumentado de realismo sobre el tema, aún hasta el punto de entusiasmo creciente.

Utilizamos los fondos rojos cuando presentamos información crítica o en situaciones en que queremos persuadir o motivar al auditorio hacia una acción.

La intensidad del rojo que usted escoja es importante.

Recomendamos los tonos oscuros como el marrón o el carmesí y no el rojo de bomberos o el rojo brillante.

Es preferible oscurecer el rojo para lograr mejor legibilidad del texto.

Muy a menudo asociado con el futuro, el amarillo es tanto estimulante como atractivo.

De hecho, las personas que prefieren el amarillo tienen la tendencia a iniciar acciones o ideas, pero en muchos casos no los terminan. En otras palabras, podrían iniciar muchos proyectos nuevos pero nunca los completan.

El amarillo crea ansiedad, en el sentido de que constantemente representa un deseo de algo mejor en el mañana, pero cuando el mañana llega, el deseo por el próximo mañana impera y así por el estilo, creando una secuencia productora de ansiedad.

Aunque el amarillo representa algo brillante y alegre y que es eternamente optimista, NUNCA utilizamos el amarillo como fondo, simplemente por razones de contraste.

El amarillo es muy brillante para ser utilizado como color de fondo. Reflejará la luz hacia el auditorio y esto es muy distrayente. El resultado será una presentación no efectiva.

El amarillo se utiliza mejor para elementos de primer plano, particularmente encabezamientos, especialmente porque nuestras recomendaciones son para utilizar siempre fondos oscuros.

El violeta, también llamado morado o púrpura es un color que representa algo místico o mágico.

La mezcla del azul y el rojo que es lo que produce el violeta es precisamente lo que causa su calidad mágica, simplemente porque el azul y el rojo son tan opuestos que para ellos existir juntos es más una fantasía que una realidad.

Como resultado el violeta trae consigo el concepto de no importancia e inmadurez, algo infantil y no real.

Evitamos colocar información crítica en un fondo violeta por dos razones: Primero, los datos podrían ser interpretados o vistos como que no tienen importancia o no son reales y, segundo, aquellos que sufren de daltonismo verían el fondo como si fuera un azul prelavado, un color que no puede ser fácilmente reconocido, nombrado o juzgado.

Utilizamos el violeta en los fondos para información menos crítica como humor, efectos especiales, o visuales de transición, como aquel que anuncia un receso, muy utilizado para indicar el final de una porción principal de la presentación.

También utilizamos el violeta cuando el objetivo es entretener o encantar. Ya que una buena parte del entretenimiento está en la utilización del humor y para información más liviana, los fondos violetas trabajarán muy bien para provocar el efecto emocional en el auditorio.

El marrón puro representa la búsqueda de algo permanente o sólido sobre el que apoyarse. La necesidad del marrón es para satisfacer el deseo de construir una base sólida que realmente no existe en la realidad.

El marrón toma la vitalidad del rojo más la calidad analítica subjetiva del verde, y crea una condición física incómoda al disminuir el sentido de vitalidad que genera el rojo.

Esta agitación reducida pone al marrón en un papel más pasivo,  contrario del color caoba o del color castaño oscuro, que son rojo-marrones pero que se acercan más hacia el papel activo del rojo.

No utilizamos el marrón puro como fondo, especialmente si la información que se va a exponer es crítica, debido a que los datos en un fondo marrón son interpretados como que no se encuentran en "terreno sólido", de tal manera que son menos creíbles y de alguna manera inestables.

Como ya hemos mencionado el negro es la ausencia de toda la luz y el opuesto al blanco, el cual representa toda la luz. Es este contraste el que hace que este color sea tan poderoso (¿o deberíamos decir no-color?).

Ya que el negro absorbe toda la luz, los elementos en un fondo negro parecerán más cercanos a la vista que el mismo fondo.

Un objeto que refleja más luz aparenta estar más cerca del ojo que un objeto que refleja menos luz.

El color negro obtiene su poder porque no refleja luz en absoluto, de esa manera actúa como una barrera frente a la interpretación emocional asociada con un color en particular.

Cuando se remueve la respuesta emocional a un color, la reacción de la persona es de sumisión o renuncia, como si no tuviera "ninguna otra opción".

La información sobre un fondo negro deja al auditorio "sin opción" a como reaccionar frente a los datos. Estos existen como son, y no hay nada que el auditorio pueda hacer. En este contexto, el negro es generalmente asociado con cosas que ya han ocurrido y que no cambiarán.

Por lo tanto, este es el fondo ideal para presentar resultados, ya que los datos no pueden ser cambiados, ya han ocurrido.

Los fondos negros tienen también un efecto poderoso si los intercalamos con cuidado en uno o dos puntos dentro de la presentación.

Por ejemplo, si usted está usando fondos azules en su presentación  y usted quiere establecer un punto clave con un RGP en particular, utilice un fondo negro para esa imagen. El fondo negro parará de manera temporal el flujo emocional actual, lo suficiente como para que el auditorio lo note y capte su atención.

El visual es automáticamente interpretado como "más importante" ya que tomo control de la vista, interrumpió el flujo emocional, y dejó al auditorio "sin opción" a como reaccionar.

Todavía seguimos recomendando de que usted se mantenga consistente con un sólo color de fondo en una presentación. Pero una excepción a esta regla es usar uno o dos fondos negros bien colocados para lograr una interrupción emocional que puede ser muy efectiva.

Cuando todos los fondos son los mismos durante toda la presentación, el evento completo toma las características del color de fondo.

No recomendamos que usted intercale fondos de color en una presentación que solamente contenga fondos negros, ya que el cambio en contraste de no emoción a alguna emoción sólo tiende a confundir al auditorio. En otras palabras, un fondo azul en el medio de fondos negros se ve fuera de lugar  y es mucho menos efectivo.

Como ya hemos dicho, normalmente usted debe usar un sólo color consistentemente como fondo en su presentación. Sin embargo, si usted está utilizando un color en particular como fondo, como el rojo, por poner un ejemplo, y usted quiere cambiarlo, entonces por lo menos manténgase dentro de la misma familia del color (carmesí o escarlata) en vez de cambiar inmediatamente a un color completamente diferente como el azul o el verde.. Cambiar a una nueva familia de color es difícil.

Para hacer un cambio en la familia de color, usted necesitará de un color de transición, en este caso recomendamos el gris carbón o gris oscuro.

Ahora bien, sólo recomendamos el cambio de color de fondo en los casos que realmente haya un receso (10 minutos o más) en la  presentación, antes de que el tema nuevo  (y el color nuevo) sea revelado.

Mantenga en mente que la consistencia no se rompe al utilizar imágenes diferentes (fotos clínicas, radiografías, ilustraciones, dibujos, esquemas). Las fotografías pueden contener 100,000 colores, de manera que el efecto emocional no es por el color sino por la imagen o concepto sugerido por la fotografía.

En sentido general, la meta es mantener la presentación tan simple y consistente como sea posible, sin correr el riesgo de distraer el auditorio con cambios múltiples de color de  fondo.

Cuando el auditorio le presta más atención a los colores, tipos de letras y a los elementos de diseño pierden interés por el contenido de la presentación.

Muchas veces nos envolvemos demasiado en los aspectos técnicos de la presentación y nos olvidamos totalmente de nuestros objetivos que originalmente tratamos de lograr.

Manténgase haciendo una serie de preguntas sobre la presentación que usted está preparando. ¿Puede decir algo vocalmente y no mostrando las palabras visualmente?¿Puede eliminar ciertos visuales y sustituirlos por folletos de mano para que el auditorio tenga una referencia y pueda revisarlos más tarde?¿Puede ofrecerle a su auditorio expresiones simples de la información compleja, para así poder mantener su atención?

Usted siempre debe tratar de establecer sus puntos sin fastidiar a su auditorio con efectos especiales, colores distrayentes, estilos de letras excesivos y otras inconsistencias que lo que hacen es reducir la efectividad del evento.

 

 

 

¡El medio NO DEBE

ser el mensaje!

 

¡El mensaje DEBE

ser el mensaje!

 

¡Así de simple!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres