Blogia
Comunicación con Poder...y Punto

El Momento de la Verdad

El Momento de la Verdad Cuando el maestro de ceremonias lo presente al auditorio y lea su currículo, prepárese de antemano, pues algunos maestros de ceremonia les gusta muchas veces hacer la presentación generosa de un dictante con muchos halagos. 

 

Mantenga los ojos fijos en la persona que le presenta para que, si la presentación resulta excesivamente aduladora, pueda evitar la turbación de mirar al público.

 

Sonría, a modo de disculpa, en caso de que el presentador exagere un poco a propósito de sus méritos y su espléndido encanto. Procure patentizar que es consciente de que el presentador está exagerando la nota.

 

El hecho de mantener la mirada fija en la persona que le presenta tiene otra ventaja. Su primer contacto visual con el público será un poco más espectacular cuando se levante para tomar la palabra...en ese momento "verá" a la gente por primera vez y podrá atraer toda su atención.

 

Para evitar momentos de turbación cuando le estén presentando lo mejor que usted puede hacer es escribir su propio currículo o resumen de currículo.

 

Pero tenga cuidado al escribirlo apuntando una lista interminable de credenciales que provocará con mucha seguridad que el presentador no lo lea o lo haga incorrectamente. Por lo tanto, sea breve, si quiere que los demás se enteren de sus credenciales sin cansarse.

 

Personalice y humanice su currículo, no solamente usted es un gran profesional sino también es un ser humano que tiene pasatiempos o realiza otras actividades no profesionales.

42-16881034 - Man giving a speech

 

Aunque usted sea un famoso cirujano cardiovascular debe demostrarle al público que es tan humano como todos los presentes.

 

Cada vez que tengo que presentar una conferencia  trato de asegurarme sobre quien es la persona que me anunciará, de esa manera, le agrego un detalle personal al currículo que he preparado para la ocasión  escribiendo el nombre del anunciador.

 

Por ejemplo: "El Dr. Ricart es amigo personal del Dr. Puello" o "el Dr. Ricart fue el alumno preferido del Dr. Heredia". Esto generalmente lo agrego al final para así iniciar con impacto y un pequeño toque de humor.

 

Bueno. Se encuentra usted frente a público para iniciar su presentación. A medida que vaya caminando hacia el podio tome varias inspiraciones profundas, sin suspirar (con el diafragma,  sin mover los hombros).

 

Visualice en su mente la frase de apertura que ha ensayado, éste no es el momento para inventar, no improvise a última hora. Establezca su objetivo al inicio de su conferencia, y repítalo de nuevo al final. Entre el inicio y el final discuta cómo el material que usted está presentando se relaciona con dicho objetivo.

 

El primer principio básico de todo mensaje es el objetivo, la finalidad, la meta, el propósito, el fin,  el blanco de  nuestra presentación. Su objetivo debe ser claro, no confuso. Si verdaderamente quiere hacer una presentación impactante y que su auditorio capte su mensaje y no se olvide ni de usted ni de su mensaje debe establecer claramente su objetivo, pero solo un objetivo definido  para que el público no se lleve una impresión desfavorable.

 

A no ser que usted sea un reconocido comediante como Freddy, Boruga  o Jochy o tenga mucha experiencia humorística evite hacer chistes. Los resultados podrían ser decepcionantes, y podrían sugerir una actitud poco profesional. Si utiliza humor en su presentación trate de que el auditorio se ría con usted y no de usted. Más adelante discutiré sobre  el humor en las presentaciones.

 

Escoja una velocidad para pronunciar sus palabras que sea natural, moderada, como una conversación, y utilice gestos y posturas naturales y no estudiadas.

 

Al iniciar su presentación y a todo lo largo de ella aplique la técnica SEGURA: Sonría, Examine, Gesticule, Utilice, Repita, Activa.

42-17011802 - Businesswoman Giving Presentation

Sonría. Está feliz de estar en el salón. Tiene confianza en usted. Domina el tema. Una sonrisa auténtica que salga de lo más profundo del corazón y que no sea fingida es un buen inicio para romper las barreras entre usted y el público.

 

Hasta el más grotesco y ordinario de los hombres se debilita ante una bella sonrisa. Pero tenga cuidado, no utilice una sonrisa que muestre orgullo y pedantería ya que ésta es una postura que el público no tolera. La sonrisa debe ser siempre sincera.

 

Examine. Conozca el territorio: el salón, el auditorio, el equipo que planea usar. Asegúrese que sabe operarlo y que tiene todas las partes que necesita, como bombillas de repuesto y extensiones eléctricas. En caso de fallo de los equipos lleve una copia de su presentación en papel y prepárese a hacer su presentación con notas, no confíe en la tecnología, tenga también a mano un respaldo (backup) de su presentación en un CD. Determine quién es el encargado de los equipos audiovisuales, verifique que éstos trabajan apropiadamente. Compruebe que haya suficientes tomacorrientes y extensiones eléctricas, determine su ubicación. Recorra todo el salón y asegúrese que todas las diapositivas pueden verse desde cualquier parte.

 

Gesticule. Usted va a decir algo interesante e importante, los gestos fortalecen el sentimiento, la idea y el mensaje que se quiere expresar. Sus gestos y postura deberán comunicar confianza y relajamiento. Deberán ser el resultado natural de  su personalidad. Establezca contacto visual con el auditorio y evite esconder o agarrarse las manos, rascarse la cabeza, jugar con el pelo o el botón de la chaqueta o saco, arreglarse continuamente los lentes, jugar con el menudo o las llaves en su bolsillo, todo esto le resta calidad a su presentación. Usted como presentador deberá hablar con el cuerpo pero con moderación. Los gestos y los movimientos deben dar una impresión de libertad del cuerpo y del alma, de naturalidad y de facilidad. No trate de imitar  a otros dictantes ya que toda expresión corporal debe ser propia del individuo.

 

Utilice. Use todas las técnicas y recursos que ha aprendido para hablar en público. Hable con claridad y exponga los hechos con precisión. Ilustre los hechos con ejemplos concretos. Las fotos clínicas, radiografías e imágenes deben ser de alta calidad y agradables a la vista. Nunca utilice ejemplos que solo usted puede ver. Si una fotografía clínica o una imagen radiográfica están oscurecidas, descártelas. Hable con un timbre de voz agradable, rica en modulaciones y en concordancia con el tema que se expone. Una voz pobre, chillona, apagada o disonante empobrece el contenido de su idea o pensamiento. Su voz reflejará rasgos de su personalidad y destacará si usted es entusiasta, enérgico, apático o perezoso. Aprenda a respirar para  evitar fatigarse ni sufrir dolor de garganta. Para dar claridad y vivacidad a su voz, tome en cuenta la velocidad, las pausas y el tono. Si usted habla con excesiva velocidad fatigará a sus oyentes y perderá su atención. Tampoco hable con una velocidad que desespere. Sin embargo, cuando exprese estadísticas, ideas filosóficas profundas o citas hágalo lentamente para que la información llegue al receptor. Varíe la velocidad de su presentación, el ritmo con que habla, la intensidad de la voz, las pausas, con ello logrará mantener mucho más la atención del público. Tenga cuidado de no hablar monótonamente, sin variedad; no abandone el tono natural y no se exprese en la conferencia de modo artificioso y estudiado. Hablar con entusiasmo es contagioso, pero no abuse pues enajenará  a su auditorio.

 

Repita.     Ayuda a recordar y enfatizar el mensaje. Utilice la repetición para resaltar hechos tratando que con ello se fije en la mente del auditorio.  Pero no abuse de este recurso.

  Activa.            Su presentación debe ser activa, reactiva, proactiva e incluso interactiva entre usted y el auditorio. Usted está vivo, muévase no se quede detrás del atril o encima del podio o tarima. Párese a un lado de la pantalla de proyección o pizarra y lo más cercano al auditorio si es posible. Un puntero láser es un dispositivo maravilloso, pero recuerde no apuntarlo hacia el auditorio. La mejor forma de utilizarlo es prendiéndolo en el momento que lo vaya a utilizar y apuntar hacia el lugar que usted quiere señalar, iluminarlo brevemente y apagarlo  inmediatamente. No gire continuamente el puntero láser alrededor de un punto en la pantalla o barriéndolo de un lado a otro a lo largo de la pantalla. Esto lo que hace es distraer a el auditorio que terminará solo observando el puntero y no escuchando lo que usted está diciendo. 

 

AAFQ001746 - Businessman Talking Into Microphone
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres