Blogia
Comunicación con Poder...y Punto

¿Cuándo y que Comemos?

¿Cuándo y que Comemos?

Aquí está el dilema: Si se sirve comida o café antes de una conferencia, los participantes se podrían sentir asueñados o agitados. Si se ofrece refrigerios durante una conferencia, el sonido del servicio de la comida distraerá al auditorio. Si se sirve una comida después de una conferencia, la anticipación podría evitar que el auditorio escuche. Y si por el contrario nada se sirve, el auditorio podría sentirse engañado.

Desafortunadamente, los alimentos son a menudo más importantes para nosotros que lo que nos gustaría admitir. Hay gente que no ha acabado su desayuno cuando ya está pensado en qué es lo que va comer en el almuerzo.  Hay personas que viven para los coffe-breaks. Para otros, el pensar en comida les trae pensamientos ansiosos: ¿Y si no me gusta lo que van a servir? ¿Habrá azúcar de dieta? ¡Espero que no sirvan lo mismo que la otra vez!  

La comida, sea que ésta sea servida o no en su presentación de conferencia, lo pone a usted en una situación de no ganar.  

Es, sin embargo, posible minimizar las desventajas y distracciones causadas por el servicio de refrigerios y al mismo tiempo llenar las expectativas y necesidades relacionadas a las comidas  de su auditorio. Si el servicio de café es incluido en el plan de su presentación, trate de servirlo antes o después de su conferencia.

Los nutricionistas recomiendan té de hierbas y café descafeinado, así como también jugos naturales, frutas frescas y yogourt, junto con el café tradicional y galletitas dulces o donas.  Según estos nutricionistas el servicio de meriendas saludables tienden a hacer a las personas mejores oyentes.  El servir refrigerios antes de una conferencia tiene el beneficio añadido de darles a las personas algo que hacer mientras se instalan en el salón. Esto es especialmente beneficioso cuando los participantes no se conocen. Cuando sirva refrigerios antes de su presentación, disponga que las mesas de servicio sean removidas del salón antes de usted empezar.  Usted no quiere competir con el ruido y movimiento de los meseros. Y de esa forma los miembros de su auditorio no se pararán  a servirse durante su presentación.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres