Blogia
Comunicación con Poder...y Punto

Asignación de un Segundo

Asignación de un Segundo

Cuando un hombre era retado a un duelo siempre llevaba un segundo, que le servía como su asistente. El segundo, a veces un amigo, pero a menudo un sirviente confiable y valorado, llevaba la espada o pistola y ayudaba al duelista a prepararse.  Este asistente era muy bueno curando las heridas o disponiendo de los restos. Su segundo no tendrá que enfrentarse con heridas mortales, pero sus deberes pueden ser críticamente importantes.  

Su segundo podría ser su secretaria o asistente, un colega, un amigo o amiga, su hijo o hija o aún su esposa o esposo, dependiendo de la situación y de las circunstancias que rodean la presentación de su conferencia. 

¿Qué es lo que hace un segundo?

Sus tareas son variadas y esenciales.

Los deberes de un segundo podrían incluir: 

  • Asistir con la investigación.
 
  • Escuchar y cronometrar su conferencia.
 
  • Proveer críticas sobre el contenido, las ayudas visuales, su apariencia y voz antes de su presentación.
 
  • Acompañarlo a su conferencia (manejando, parqueando el carro, cargando los equipos y equipaje, etc.).
 
  • Ayudarlo en la colocación de los equipos.
 
  • Servir de enlace con los organizadores.
 
  • Recibir y acomodar a los participantes.
 
  • Asistir en los visuales durante la presentación (avanzar las diapositivas, correr la computadora para gráficos generados electrónicamente, prender o apagar el aparato de video, manejo del proyector, etc.).
 
  • Manejar las luces del salón.
 
  • Servir de portero

A no ser que usted sea un connotado conferencista o que tenga un asistente devoto, o que su único trabajo sea hacer conferencias, es muy poco probable que su segundo pueda realizar todas estas tareas.  Usted tendría que buscar un grupo de personas para realizar estas labores.

Su esposa, esposo o hijo(a) podrían cronometrar y criticar su charla; un estudiante o un miembro de la organización patrocinadora podría manejar los equipos, y un amigo en el auditorio podría ser el encargado de las luces. 

Cuando su segundo sirve como portero, es como un guardián, alguien que es todo ojos y oídos y listo para resolver cualquier problema, que permanece atento, y que siempre está ahí cuando se necesita.

Su mayor papel es enfrentar las distracciones (sobre las que ampliaré en el próximo artículo) e interactuar con otros (personal del hotel o salón de conferencias, técnicos, etc.).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres