Publi: envíosCertificados: ahorra más del 60 % en tu partida de envíos. 100% legal
Facebook Twitter Google +1     Admin

Los Micrófonos, Aspecto Ténicos

20070120163611-42-17659930.jpg

Uno de los accesorios de equipo de hardware más utilizados en las presentaciones de conferencias son los micrófonos.   En toda conferencia es esencial que sus oyentes le escuchen apropiadamente. Si usted le habla a un grupo grande, necesita un micrófono.  Desgraciadamente muchos dictantes buscan todo tipo de excusas para no utilizarlos. Actúan como si hubieran sido mordidos por uno de ellos cuando eran niños. 

Para usted, como dictante, un micrófono de calidad, combinado con un buen sistema de sonidos, le dará a su voz un sonido rico que puede ser oído en todo el salón de conferencias.  Un micrófono es esencialmente un convertidor de energía que cambia ondas sonoras en energía eléctrica. 

Cuando se vaya a seleccionar un micrófono, lo primero es decidir cuál será su uso. Al entender cuándo y dónde será utilizado el micrófono, podrá decidir el tipo, el patrón de captura y si quiere un sistema con una configuración alámbrica o inalámbrica.  Muchos tipos de micrófonos son vendidos a diferentes precios, de manera que el encontrar uno que satisfaga sus expectativas debería ser fácil.  

Una vez que haya considerado todas las opciones y se haya decidido por un tipo en específico, le recomiendo que haga una prueba de sonido, preferiblemente en su propio sistema de sonidos. Al final, esta prueba personal es la mejor forma de determinar cómo trabajará el micrófono.

Principales Diseños de Micrófonos

Existen seis diseños comunes de micrófonos:  

  • De mano - Tipo de micrófono que usa en la mano el dictante o presentador.
 
  • Lavaliere - Solía colgar de un cordel alrededor del cuello. Una variación más actualizada es el micrófono personal, de corbata, de solapa o de clip.
 
  • Cañón (shotgun) - Usado en producciones de televisión para captar sonidos a distancia de la cámara.
 
  • Micrófono Piezoeléctrico - Llamado PZ o PZM, este tipo de micrófonos ofrece una óptima captación de sonidos transmitidos a través de superficies duras, como por ejemplo una mesa.
 
  • Micrófonos de Contacto - Captan el sonido en contacto directo con la fuente sonora. Este tipo de micrófonos se encuentran generalmente montados en instrumentos musicales.
 
  • Micrófonos de Estudio - Es la categoría mas grande de micrófonos e incluye varios diseños según su aplicación.

Estas seis categorías poseen diferentes tipos de transductores o elementos encargados de convertir las ondas sonoras en energía eléctrica. Discutiremos los tipos más populares y sus características . 

Micrófonos Dinámicos                                          

Los micrófonos dinámicos (también llamados de bobina móvil) son considerados como los micrófonos profesionales mas resistentes. Este tipo de micrófono es una buena elección para la labor periodística donde comúnmente se encuentra una variedad de condiciones difíciles. 

En un micrófono dinámico las ondas sonoras golpean un diafragma soportado en una bobina de cable fino. La bobina se encuentra suspendida en un campo magnético permanente. Cuando las ondas sonoras golpean el diafragma éste hace vibrar la bobina en el campo magnético. El resultado es una pequeña corriente eléctrica generada por la fricción, esta corriente tendrá que ser después amplificada miles de veces. Una de sus mayores ventajas es que no requieren de una fuente externa de energía para operar y son particularmente resistentes al abuso físico.

Sin embargo su fidelidad no siempre es la mejor. Cuando se requiere de menor tamaño, excelente sensibilidad y la mejor calidad de respuesta, otro tipo de micrófono es preferido: el micrófono de condensador. 

Micrófonos de Condensador/Capacitor 

Los micrófonos de condensador (también llamados capacitores o micrófonos de condensador eléctrico) poseen una incomparable calidad de respuesta.  Además pueden ser tan pequeños que son fáciles de esconder. Sin embargo, la mayoría de los micrófonos de condensador no son tan resistentes como los dinámicos y el trabajo en condiciones climáticas adversas puede resultar un problema.  

Los micrófonos de condensador funcionan bajo el principio de un condensador eléctrico o capacitor. Un diafragma de metal ultra delgado es fuertemente estirado sobre una pieza plana de metal o cerámica. En la mayoría de los micrófonos de condensador una fuente de poder provee una carga eléctrica entre ambos elementos. Las ondas sonoras que golpean el diafragma causan fluctuaciones en la carga eléctrica que deben ser posteriormente amplificada en el preamplificador. Dicho preamplificador puede estar integrado al cuerpo del micrófono o estar ubicado en un dispositivo separado. 

Debido a que estos micrófonos requieren de un preamplificador ello implica que,  a diferencia de sus contrapartes dinámicas, la mayoría de los micrófonos de condensador requieren de una fuente de poder, ya sea de corriente o baterías. 

Para proveer de corriente a un micrófono de condensador usualmente la fuente está integrada en la mezcladora (mixer) de audio.  A esto se le conoce como fuente fantasma (phantom power).  Cuando su utiliza este tipo de alimentación el cable del micrófono sirve a dos propósitos: entrega la señal captada por el micrófono a la consola y lleva la energía de la consola al preamplificador del micrófono. 

El uso de baterías como alimentación del preamplificador es más conveniente (no se tiene que utilizar un mixer especial u otro dispositivo de alimentación de corriente), pero también representa un problema: al final de su ciclo de vida las baterías se "mueren" sin previo aviso. 

Existe otro tipo de micrófonos en uso como el micrófono de cinta (ribbon), que es mucho más sensible, pero aún así los de tipo dinámico y de condensador son los mas usados.

Micrófonos Piezoeléctricos

Los Pz (a veces abreviados como PZM) son micrófonos de presión que se utilizan limitadamente para ciertos efectos. Este micrófono depende enteramente de la reflexión del sonido.  En situaciones especiales (como cuando está ubicado en la superficie de una mesa) un PZ tiene una respuesta superior a cualquier otro tipo de micrófono. 

Micrófonos de Contacto 

Como el nombre lo sugiere, los micrófonos de contacto captan el sonido estando en contacto físico con la fuente. Estos micrófonos son generalmente montados en instrumentos musicales, como en la caja de resonancia de un piano, la superficie de un bajo acústico o cerca del puente de un violín. Los micrófonos de contacto poseen la ventaja de eliminar cualquier sonido externo que interfiera y de no sufrir interferencia de las reflexiones del sonido al chocar con objetos cercanos. Su cara plana los distingue en apariencia de los micrófonos personales pequeños.   

Características Direccionales

Los micrófonos poseen un atributo: su característica direccional, o el ángulo de captación.

Existen tres categorías direccionales básicas:  Omnidireccional- Bidireccional -Unidireccional   

Micrófono Omnidireccional 

Los micrófonos omnidireccionales (también llamados no direccionales) son igualmente sensibles a los sonidos que provienen de cualquier dirección. Aunque este atributo posee ventajas en la radio donde varias personas pueden estar alrededor del micrófono, en la presentación de una conferencia casi siempre es mejor utilizar alguna forma de micrófono direccional. Ello permite eliminar sonidos no deseados (ruido de proyectores, ruido ambiental,  etc.) mientras captamos la voz proveniente del dictante.  
 

Micrófono Bidireccional 

En un patrón sensitivo bidireccional (patrón polar) el micrófono es receptivo a los sonidos que provienen de dos direcciones. Aunque son frecuentemente utilizados en entrevistas radiofónicas (para personas sentadas una frente a otra en una mesa) y con la ventaja del estéreo, el micrófono bidireccional (también llamado figura ocho) tiene un uso muy limitado en las presentaciones. 

Micrófono Unidireccional 

El término unidireccional se refiere simplemente a la clasificación general de micrófonos que son sensibles a los sonidos que provienen primordialmente de una sola dirección. Existen cuatro subdivisiones en esta categoría:  Cardioid. Supercardioid. Hipercardioid. Parabólico.  Aunque estos términos pueden sonar como sacados de un libro de medicina se refieren simplemente a que tan estrecho es el patrón de captación (ángulo de audición) 
 

Cardioid  

El cardioid es denominado así por su patrón de sensibilidad que se asemeja un poco a la forma de un corazón. Los cardioides son sensibles a los estímulos sonoros en un rango amplio al frente del micrófono, pero relativamente insensibles a los sonidos detrás del mismo. Este tipo de micrófonos son útiles en micrófonos de mano y cuando los micrófonos pueden estar cerca del presentador colocados en el atril. 
 

Supercardioid 

El supercardioid es más direccional que el patrón sensitivo del cardioid. Cuando este tipo de micrófono es apuntado hacia una fuente sonora la interferencia de los sonidos fuera del foco de percepción es eliminada. Este patrón polar es muy similar al de nuestros oídos, cuando giramos la cabeza hacia un sonido tratamos de escuchar ignorando la interferencia de otros sonidos que consideramos sin importancia. Los micrófonos de cañón son un tipo de supercardioid ampliamente usado. Debido a su gran direccionalidad proveen una buena captación.   

Hipercardioid y Ultradireccional 
 

Los micrófonos conocidos como hipercardioid y ultradireccional poseen un patrón de respuesta aún mas direccional. Aunque su estrecho ángulo de respuesta significa que los sonidos fuera del rango serán eficientemente eliminados, esto también significa que deben ser precisamente apuntados a la fuente sonora.  Frecuentemente se tienen que realizar ajustes si el sujeto se mueve. Algunos micrófonos de escopeta de alta direccionalidad se encuentran incluidos en esta categoría. 

Micrófonos Parabólicos 

Los micrófonos parabólicos presentan la mayor direccionalidad.  Esta categoría se refiere más a como el micrófono es usado que a un tipo específico de micrófono. El reflector parabólico es el que crea el patrón polar en este sistema y no el micrófono por sí mismo. De hecho el micrófono utilizado en el foco de la parábola puede ser cualquier tipo de micrófono unidireccional básico. El reflector parabólico puede ser de 1 a 3 pies de diámetro. Debido a la forma parabólica del reflector todos los sonidos registrados en un ángulo muy estrecho de captación serán dirigidos hacia el micrófono. Los micrófonos parabólicos pueden captar sonidos a distancias de 300 o más pies. Este tipo de micrófonos son una elección práctica para las coberturas deportivas.  Cuando se utilizan micrófonos parabólicos o cualquier otro micrófono direccional, el operador monitorea la grabación con un buen par de audífonos, sobre todo si el sujeto está en movimiento.  Un pequeño error en la dirección de un micrófono altamente direccional puede causar una gran diferencia en la calidad del audio.  

Micrófonos de Mano 

Normalmente los micrófonos de mano son dinámicos ya que éstos controlan mejor las saturaciones de algunos dictantes. Debido a que estos micrófonos son utilizados a muy cortas distancias, algunas consideraciones especiales deben ser mencionadas.  

Primero, es aconsejable que el micrófono esté inclinado unos 30 grados y no completamente perpendicular a la boca. Hablar directamente al micrófono frecuentemente crea un seseo indeseable (una exageración o distorsión del sonido “S”); popeo de sonidos explosivos (palabras que inician en “p”, “s”, “t” y “b”) y el indeseable efecto de proximidad (la exageración de las frecuencias bajas). 

La mayoría de los micrófonos de mano están diseñados para usarse a una distancia de 8 a 16 pulgadas, pero esta distancia puede tener que ser reducida en situaciones ruidosas.  Muchos micrófonos de mano tienen integrado un filtro de popeo diseñado para reducir el impacto de consonantes explosivas. Cuando un micrófono es usado muy de cerca es recomendable colocar un escudo de viento o protector de foam sobre el micrófono para reducir mas el efecto de sonidos explosivos.  Estas protecciones ayudan a solucionar un problema común: el efecto del viento sobre la membrana del micrófono. Incluso una suave brisa puede crear una turbulencia que estorbe al sonido de una voz. 

Colocación de Micrófonos de Mano 

Cuando un micrófono de mano es compartido entre dos personas algunos problemas de audio pueden ser resueltos colocando el micrófono mas cerca de la persona con la voz mas débil.  Algunos entrevistadores sin experiencia tienen la costumbre de tener el micrófono mas cercano a ellos. El problema resultante nos da la impresión de que el entrevistador tiene una voz fuerte y confiada mientras que el entrevistado responde tímidamente a las preguntas.  

Micrófonos Personales 

Los micrófonos personales pueden encontrarse colgando de un cordel alrededor del cuello (lavaliere o lav mic) o sujetados con un clip a la ropa (clip-on mic). Este tipo de micrófono puede ser de condensador o dinámico.  Los micrófonos personales de condensador pueden ser muy pequeños y discretos (una ventaja importante si usted quiere ocultar el micrófono). Cuando se coloca un micrófono personal no debe estar junto a piezas de joyería o pins decorativos. Ya que cuando el dictante se mueva el micrófono puede rozar contra cualquiera de estos objetos y causar ruido. Los micrófonos personales están diseñados para captar sonidos a 14 pulgadas.

Si un micrófono de clip es colocado en la solapa de un saco o el lado de un vestido tenemos que anticipar en que dirección girará el dictante en el momento de hablar. Si la persona gira al contrario del micrófono la distancia entre el mismo y su boca se incrementará hasta 2 pies.  En otras palabras, si el dictante se encuentra parado de frente al auditorio en su lado izquierdo, el micrófono de solapa deberá ser colocado a la izquierda del dictante, pues por lo general el dictante dirigirá la voz hacia la izquierda.  

Micrófono / Audífono 

El micrófono/audífono está adaptado a las necesidades de las transmisiones deportivas.  Normalmente un micrófono dinámico unidireccional con un filtro antipopeo está integrado a dos audífonos que llevan dos señales separadas: el audio del evento y las indicaciones del director.  El micrófono integrado a la diadema del audífono asegura una distancia constante entre micrófono y boca, aún cuando el locutor se encuentre en movimiento constante.  

Colocando los Cables de los Micrófonos 

Colocar los cables de los micrófonos junto con los cables de corriente ocasionalmente crea vicios e interferencias. La solución es simplemente apartar los cables. Las luces fluorescentes también inducen un zumbido en el audio. Las computadoras y ciertos equipos médicos cercanos al equipo, pueden interferir en la calidad del audio y provocar ruidos indeseables.

Micrófonos Inalámbricos  

Los micrófonos inalámbricos pueden resolver muchos problemas durante una presentación, especialmente cuando el dictante debe estar libre de cables que entorpezcan el movimiento.  La libertad que confiere el micrófono inalámbrico permite que el dictante se mueva alrededor del auditorio sin tener que estar fijo en un lugar y esto amplia las opciones de su presentación. 

En un micrófono inalámbrico un micrófono de condensador se conecta a un radio transmisor miniatura de frecuencia modulada.  Debido a que la señal de audio es convertida en una señal de radio frecuencia estos micrófonos también son conocidos como RF mics.  

Existen dos tipos de micrófonos inalámbricos: el integrado (todo en una pieza) o el de dos piezas. En el integrado o  de mano se encuentran el micrófono, el transmisor, la batería y la antena construidos en un mismo cuerpo. Cuando se desea utilizar un micrófono pequeño de clip, un sistema de dos piezas es la mejor opción. En este caso el micrófono se conecta a una unidad separada de transmisión que puede estar sujetada en un cinturón, colocada en un bolsillo, o incluso ocultada bajo la ropa. 

Muchos de los problemas de interferencia, señal débil y otros que presentaban los primeros micrófonos inalámbricos han sido resueltos y eliminados. Actualmente los micrófonos RF son ampliamente usados en las conferencias.  

Rango de Transmisión 

En un micrófono inalámbrico, el sonido se convierte en una débil señal de frecuencia modulada y se transmite en patrón semicircular por medio de una antena interna (en el interior del cuerpo del micrófono) o externa (generalmente en forma de un pequeño cable sujetado en la base del cuerpo).

En este último caso, la antena debe mantenerse relativamente extendida y no doblada en un bolsillo.  En condiciones óptimas los micrófonos inalámbricos pueden transmitir fielmente en un radio de poco mas de 1,000 pies (180 mts.). Si hay obstrucciones, especialmente objetos de metal, esta distancia puede reducirse aproximadamente 250 pies (40 metros). 

Problemas de Interferencia 

Los objetos de metal que interfieren entre el micrófono RF y el receptor crean una condición conocida como recepción múltiple (multipath), producida en parte por la reflexión de la señal en dichos objetos. Esta señal secundaria interfiere con la señal original. Este problema puede ser particularmente problemático si el dictante se encuentra en movimiento alrededor de los objetos que interfieren.  

Como veremos, este problema puede ser solucionado. Debido a las limitaciones impuestas por la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones en Estados Unidos), la señal FM del micrófono, debe ser relativamente débil. Debido a esto, otro tipo de transmisiones de radio pueden interferir ocasionalmente.  A esto se le conoce como interferencia RF. A pesar que estas señales pueden encontrarse en frecuencias diferentes, las radiotransmisoras cercanas emiten señales armónicas (secundarias) que si son lo suficientemente fuertes pueden ser captadas por un micrófono inalámbrico.  

Para que una señal de micrófono RF sea fiel debe tener al menos el doble de potencia que la señal de interferencia. La mayoría de los micrófonos RF transmiten en frecuencias mayores que las de la radio FM y del rango VHF (very high frequency), o en parte de la banda UHF (ultra-high frequency) que por encontrarse menos saturada es preferida por muchos ingenieros de audio. 

Debido a que la frecuencia UHF es utilizada también por otros radio-servicios, los micrófonos inalámbricos profesionales permiten seleccionar diferentes frecuencias.  En algunos equipos pueden encontrarse diez grupos diferentes cada uno con siete canales para seleccionar. Con todas estas opciones disponibles generalmente es posible encontrar alguna frecuencia libre de interferencia.  

Antenas Receptoras 

Una buena señal de micrófono RF tendría poco valor si no puede ser recibida sin recepción múltiple o cualquier tipo de interferencia. Una de las maneras mas efectivas de eliminar la interferencia es colocando adecuadamente la antena (o antenas) receptora. Existen dos tipos de receptores para inalámbricos. El receptor único usa una sola antena montada en la parte trasera del receptor. Este tipo de receptor es mas propenso a problemas de recepción (especialmente cuando el dictante se encuentra en movimiento). 

En los receptores duales se utilizan dos antenas. Ya que estas pueden ser colocadas a cierta distancia entre ellas, se asume que en el momento en que alguna antena no está recibiendo adecuadamente la señal la otra antena si lo haría.  Para evitar que ambas antenas interfieran entre sí, unos circuitos electrónicos trabajan constantemente en el interior del receptor para seleccionar instantáneamente la mas clara y fuerte de las dos señales.  Tanto con receptores únicos como duales pueden usarse varios micrófonos inalámbricos simultáneamente, cada uno en una diferente frecuencia de radiotransmisión. Una vez recibida, cada señal es enviada a un mixer de audio y controlada como una señal normal. 

Instalando un Sistema de Audio Inalámbrico 

La instalación apropiada de los niveles de audio es esencial para obtener buenos resultados con los micrófonos inalámbricos.  Esto podría ser un poco confuso para el que no tiene experiencia, ya que hay que hacer tres ajustes de niveles  y no solo uno para un micrófono estándar.   Adicionalmente al control normal de entrada en el mixer o amplificador, tanto el transmisor inalámbrico como el receptor tienen ajustes de ganancia que deben ser dispuestos correctamente. 

El ajuste más crítico está en el transmisor inalámbrico. En un sistema de audio inalámbrico, el preamplificador del micrófono está en el trasmisor, no en el mixer, y es aquí donde el muy importante ajuste de ganancia del micrófono debe ser realizado.  Si la ganancia del micrófono se ajusta muy alto, el sistema se sobrecargará y habrá distorsión; si se ajusta muy bajo el audio será muy ruidoso y débil. Desafortunadamente, es muy rara la posibilidad de compensar completamente cuando se ha hecho un ajuste incorrecto  de ganancia del transmisor a través de ajustes en el mixer o en el receptor.  

En adición, con frecuencia es muy difícil ajustar la ganancia del transmisor una vez haya empezado el dictante con su conferencia. Esto hace que sea esencial que el sistema de micrófono inalámbrico sea instalado correctamente antes de ser usado. El sistema inalámbrico debe estar trabajando correctamente antes de ajustar los niveles de audio.  Será casi imposible instalar y ajustar apropiadamente el sistema inalámbrico si el equipo está defectuoso, la señal de radio es débil, o hay interferencias u otros problemas.  Por lo tanto, el primer paso es hacer una verificación rápida del sistema para asegurarse de que todo está trabajando correctamente. 

Verificación del Sistema 

Instale una batería nueva en el transmisor y conecte el receptor al sistema de audio. Encienda el transmisor, receptor y sistema de audio. Verifique que el nivel RF (radio frecuencia) o indicador de señal muestre que se está recibiendo una señal del transmisor. Encienda el micrófono y haga un ajuste inicial de los niveles de control del transmisor, receptor  y mixer para lograr obtener audio a través del sistema.  Prenda y apague el transmisor para verificar que el recibidor tiene la señal correcta y que no está presente ninguna interferencia audible.  

Mantega el nivel de audio bajo en caso de que ocurra una interferencia seria que podría sobrecargar al equipo u otros problemas. Camine con el transmisor alrededor del área donde ocurrirá la conferencia o presentación y al mismo tiempo observe el indicador de nivel RF o los indicadores en el receptor.  Si el indicador de señal se apaga, o los indicadores de nivel RF bajan hasta el último o penúltimo diodo LED (Light Emiting Diode), hay un problema de radio frecuencia (RF) que debe ser corregido. Corrija cualquier problema de equipos, cables dañados,  malas conexiones, o interruptores mal dispuestos, antes de proseguir.  

También asegúrese de que el receptor está captando una señal RF fuerte y que no existe interferencias detectables. Una vez que se sabe que todo el equipo está funcionando correctamente, los niveles de señales RF son buenos y se han resuelto cualquier problema de interferencia, se pueden hacer los ajustes finales de audio. Cuando sea posible, es conveniente que sea el mismo dictante el que sea utilizado para hacer los ajustes de niveles de audio. Si esto no es posible, se hará un esfuerzo para emparejar el nivel de voz del dictante que va a utilizar el sistema inalámbrico. En cualquier caso, es muy importante que los ajustes se hagan con el micrófono en el salón y a la misma distancia de la boca del dictante que  como será  utilizado en la conferencia.  

La salida eléctrica de los micrófonos se cae rápidamente cuando se incrementa la distancia y el ajustar el sistema con el micrófono muy cercano o muy lejano de la boca del  usuario, presentador o dictante dará muy probablemente malos resultados.  Si usted está utilizando un micrófono direccional, la orientación es también muy importante, debido principalmente a que este tipo de micrófono no produce una salida completa  si el “frente” de éste no está dirigido directamente a la boca. 

Encienda el transmisor y micrófono inalámbrico y haga que el dictante hable bien alto al micrófono. La idea es igualar el nivel de voz más alto del conferencista de manera que el nivel de ganancia pueda ser ajustado para evitar sobrecarga.  Mantenga en mente que los dictantes hablarán más alto durante la conferencia que cuando se está haciendo la verificación de audio. Ajuste el nivel de ganancia del transmisor mientras observa los niveles de RF o los indicadores RF del receptor. La ganancia debe ser ajustada de manera que el nivel más alto del indicador RF (el que marca más hacia la derecha) parpadee sólo durante los niveles de voz más altos. Si el indicador parpadea frecuentemente, la ganancia es muy alta y el transmisor es muy probable que esté sobrecargado.

Si el indicador parpadea muy raramente o no lo hace nunca, la ganancia está muy baja y el sistema de audio resultante podría ser muy ruidoso o débil. Una vez que los niveles de ganancia se han establecido correctamente, se pueden ajustar los  controles de niveles de ganancia del receptor y mixer. No toque de nuevo los controles de ganancia del transmisor a no ser de que se está seguro de que el transmisor está sobrecargado o la ganancia es tan baja que el audio nunca llega al nivel de pico apropiado.  Especialmente, no reajuste el control de ganancia de audio del  transmisor para corregir niveles muy bajos o muy altos en otros sitios del sistema. Mientras el dictante esté hablando, ajuste el control de nivel de salida del receptor para obtener el nivel de sonido del sistema deseado.   

Si el nivel de audio es muy bajo, será necesario aumentar la ganancia en el mixer. No reajuste el control de ganancia de audio del transmisor para aumentar la ganancia, pues esto muy fácilmente podría provocar una sobrecarga y distorsión. Siempre escuche críticamente a los sistemas inalámbricos antes de la conferencia, cuando todavía hay tiempo para hacer cualquier ajuste necesario de último minuto. Cuando utilice micrófonos de clip miniatura, es importante que ellos sean colocados dentro de una distancia de 10 pulgadas (25 cm.) de la boca, si es posible.  Si se colocan más alejados, se requerirá de ajustes  más altos en los niveles de ganancia del transmisor, los cuales podrían causar problemas de retroalimentación (feedback), captación de sonidos no deseados y sobrecarga del transmisor por sonido externos. 

También puede ocurrir ruido excesivo debido a la necesidad de operar el transmisor, receptor y mixer cerca de su ganancia máxima. Un alto porcentaje de problemas de calidad de sonido en los sistemas inalámbricos  son debido a un ajuste incorrecto. Cuando se ajusta a niveles de ganancia muy altas, ocurre distorsión, “tumps” en sonidos altos, cambios inesperados en el nivel de audio y problemas similares.  Si se ajustan muy bajos se produce un audio débil y ruidoso. Si el micrófono se coloca muy lejos de la boca se capta ruido excesivo del fondo, una tendencia a la retroalimentación y problemas similares.  La mayoría de los problemas pueden ser evitados simplemente tomando unos pocos minutos para ajustar apropiadamente el sistema inalámbrico antes de ser usado. 

Usando Micrófonos Inalámbricos 

Aunque los micrófonos modernos son fuertes y confiables, pueden fallar si son abusados, maltratados o sujetos a condiciones dañinas.  El mucho uso y los efectos acumulados del empleo normal eventualmente resultarán en fallos o pérdidas de funcionamiento. Con un cuidado razonable y algunas precauciones simples, la vida útil de un micrófono puede ser ampliamente extendida. Debido a la forma como son usados, los micrófonos de mano son suceptibles a ser dejados caer. Su forma también ayuda a que rueden en una mesa o escritorio, aumentando los chances de que ellos eventualmente sufran una caída.  

Tanto el elemento del micrófono como las partes electrónicas del transmisor pueden ser dañados por una caída, pero las fallas electrónicas tienden a ocurrir un poquito más frecuentemente que los fallos en el elemento. Aunque una caída a baja altura es posible que no provoque daños, una caída a gran altura aumenta los chances de avería. Las caídas altas pueden provocar abolladuras en la pantalla del micrófono o rajaduras en la vaina del transmisor. Aún si el elemento del micrófono no falla, las caídas repetidas pueden eventualmente afectar la calidad de sonido.

El shock causado por golpes pueden también afectar los ajustes en las partes electrónicas del transmisor, posiblemente resultando en un alcance reducido o pobre calidad de audio.   Después que el transmisor de un micrófono de mano ha sufrido un golpe fuerte, es prudente escuchar el sistema inalámbrico para asegurarse que la calidad de sonido no ha sido afectada.  También es recomendable hacer una prueba de alcance.  Lo mejor es evitar los golpes de un todo. Debido a sus formas y a la forma en que son utilizados, los micrófonos inalámbricos de clip o miniatura con sus unidades de transmisor unidas al cuerpo, no son muy suceptibles a golpes o caídas.  Su peso reducido también contribuye a reducir los chances de que una caída resulte en un fallo.  Los golpes fuertes, sin embargo, pueden algunas veces dañar el conector del micrófono, especialmente si la caída ocurre con el micrófono conectado.  Los micrófonos de clip en sí son demasiados ligeros y casi nunca se dañan cuando se caen. Los cables en miniatura de los micrófonos de clip pueden dañarse si se halan,  se doblan agudamente o se flexionan repetidamente.  La mayoría de los fallos de cables ocurren donde el cable penetra el transmisor o el cuerpo del micrófono. Trate de evitar doblar, halar o flexionar los cables excesivamente para elevar la vida útil de su micrófono. Eventualmente, sin embargo, el cable de un micrófono simplemente se desgasta y no puede ser usado más. Se recomienda utilizar protectores de foam (esponja) para las pantallas de los micrófonos de mano. Aunque los protectores de foam no ofrece mucha protección  para los golpes y caídas, éstos reducen grandemente el ruido del viento y los “pops” de voz.  El foam también protege al elemento del micrófono de humedad y mantiene limpia la rejilla de  metal de la pantalla. Los protectores de foam  son menos necesarios para los micrófonos de clip  a no ser que el ruido del viento sea un problema o las condiciones sean muy húmedas. Los protectores de foam deben ser lavados frecuentemente y dejados secar al aire. Cuando ya no sea posible lavarlos, se deben descartar y comprar uno nuevo. A no ser que siempre se utilice un protector de foam, las pantallas metálicas de los micrófonos de mano deben ser inspeccionadas frecuentemente y lavadas cuando sea necesario.  La pintura de labios, el maquillaje y la saliva seca tienden a tapar la pantalla metálica, así como también la pantalla de foam interna, si se utiliza.

20/01/2007 11:36 comunicacionpoderpunto #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

gravatar.comAutor: Mimi

El artículo es muy bueno, pero faltaría imágenes de los micrófonos. Gracias

Fecha: 20/12/2012 08:29.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris