Blogia
Comunicación con Poder...y Punto

Las Presentaciones

Las Presentaciones

Podemos definir a una presentación como una forma de comunicación que está constituída por un conjunto de elementos visuales conocidos como diapositivas que ayudan a transmitir un mensaje, una información o ideas.

En toda presentación se combinan tres componentes esenciales: por un lado está la exposición viva y emotiva por parte del dictante o presentador, por otro lado el material de apoyo o refuerzo constituído por las diapositivas y por último y no menos importante se encuentra nuestro público, la audiencia, pues sin ella una presentación no tendría razón de ser.

Una presentación no puede ser tomada como algo ligero, sin importancia, realizada como para salir del paso.

Es difícil que en el mundo actual de la ciencia, los negocios y de la técnica no debamos exponer ante auditorios con relativa frecuencia.

En una presentación estamos “vendiendo”. Vendemos la institución que nos cobija, vendemos el grupo al que pertenecemos, y mucho más importante, nos estamos vendiendo a nosotros mismos, como profesionales, como técnicos, como seres humanos...

La diapositiva se ha considerado hasta ahora el modo más eficaz de ayuda visual para un presentador. Contiene básicamente texto e imágenes y su función es ilustrar y complementar lo que dice el dictante y reforzar los puntos claves.

En el campo de la fotografía tradicional las diapositivas no son más que pequeños marcos de cartón o plástico (2x2) que contienen en su interior una película positivada.

En las presentaciones se utilizan las diapositivas para mostrar una información o concepto a través de un texto, una imagen (fotos, paisajes, objetos, personas, etc.), un gráfico estadístico, un objeto, un dibujo, un esquema, una ilustración o cualquier combinación de éstos.

El texto en las diapositivas trata de reforzar los puntos clave. No se trata de sustituir la comunicación oral ya que los oyentes escucharán al dictante o leerán las diapositivas, pero no las dos cosas a la vez.

La filosofía básica de la diapositiva está basada en que una imagen vale más que mil palabras. Se pueden utilizar dibujos para explicar imágenes complejas o poco claras y realizar esquemas.

También se emplean imágenes divertidas que sean de buen gusto y con sentido del humor, adaptadas al tipo de público.

Es importante la forma de presentarlo en público. Para hacer presentaciones brillantes se requiere aprendizaje y experiencia.

Hoy día, no solo podemos hacer diapositivas análogas o tradicionales con películas fotográficas y químicos sino también digitales con la ayuda de la computadora.

Las diapositivas digitales en un software de aplicación para crear presentaciones con la computadora, son cada una de las pantallas (“páginas”) en las que usted crea sus propios gráficos, textos o los importa de otras aplicaciones.


Independientemente de que usted utilice diapositivas análogas o digitales, éstas deben caracterizarse por ser:

  • Atractivas
  • Estéticamente agradables
  • Intuitivas
  • Con diseño profesional

Para que de esa manera pueda lograr impactar visualmente a su público y facilitar más la transmisión del mensaje.


Ha existido una evolución respecto a la forma de realizar presentaciones en los últimos años.

Desde las presentaciones orales, o con el apoyo de una pizarra, pasando por el uso de transparencias y diapositivas, hasta los actuales proyectores de data-video y los medios audiovisuales.

Las presentaciones gráficas o audiovisuales con la ayuda de computadoras, proyectores de data-video y programas de software para presentaciones como PowerPoint se han convertido en una de las formas de comunicación más importante en la actualidad.

Las presentaciones han evolucionado tanto hacia la utilización de diapositivas digitales y los proyectores de data-video que la compañía Kodak, una de las más grandes y reconocida fabricante de proyectores de diapositivas y material fotográfico de toda índole, ha anunciado en enero del 2004 que dejará de fabricar proyectores tradicionales de diapositivas a partir de junio del 2004. Solo continuará dando soporte técnico a los proyectores ya vendidos hasta el año 2009 y que para esa fecha dejará de producir películas para diapositivas.

Independientemente de la forma en que hagamos nuestras presentaciones, su objeto primario es captar el interés de la audiencia de tal forma que consigamos transmitir un mensaje. Si ese mensaje no logra impactar, es decir, que sea transmitido efectivamente, el objetivo de la presentación no se cumple.

El hecho de que en la actualidad contemos con equipos y programas sofisticados para este propósito, no justifica que nos olvidemos nuestro objetivo primario. No debemos olvidar, por lo tanto, que no se trata de hacer una demostración técnica ni de un alarde de medios, o de estimular el ego del presentador.

La cuestión es interesar, no impresionar.

Las diapositivas tradicionales están dejando paso a los formatos electrónicos, sobre todo los dispositivos de proyección directa, como ya hemos podido notar. Existen muchos motivos para este cambio. A la hora de la proyección, este método permite una amplia gama de efectos, que si se utilizan bien pueden resultar muy útiles.

Estos incluyen las animaciones, transiciones y progresiones, y el uso de elementos multimedia.

Otra ventaja es la posibilidad de actualización, adaptación y mejora continua de nuestras presentaciones sin necesidad de volver a efectuar todo el proceso. Esto incluye los cambios de ultima hora que pueden ser muchas veces necesarios.

Por otro lado el motivo económico es otra ventaja, ya que pese a su alto costo inicial, estos proyectores no requieren de carouseles fotográficos ni se añade el costo del revelado químico de la película.

Además se evitan los problemas ocasionados por tener que hacerlas, disponer de cámaras fotográficas con trípode, o impresoras especiales para películas de alto costo.

Hoy día la fotografía digital nos permite ver el resultado inmediato de lo que hayamos pretendido fotografiar y no tener que esperar al revelado para ver que la foto que hemos tomado no sirve para nuestros propósitios.

Con la proliferación de las computadoras personales, la habilidad de dictar la forma y función de estos medios ha llegado a nuestro alcance.

Ya no es necesario la contratación de profesionales de las artes gráficas para lograr producir una presentación eficiente, convincente e impactante.

Hoy día contamos con la tecnología para exponer la información a “tiempo real”. A medida que nos hacemos más visuales, el apoyo electrónico para el contenido de una presentación será más la norma que la excepción
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres